Este cuento es muy atractivo para los niños pues siempre están a la expectativa de que ocurrirá cada vez que el gorila abre una nueva jaula en el zoológico.  El color de cada llave responde al color de la jaula y por consecuencia se relaciona con el animal.  Con esta historia los niños conocen algunos de los animales del zoológico.  Las llaves los ayudan a recordar el orden de sucesos y aprenden los colores también.

 La manualidad consiste en entregarle a cada niño las llaves para hacer su propio llavero del zoológico.  El nivel de complejidad dependerá del tiempo y del grado.  En ocasiones las pintan y en otras se les entregan con el color que trae el cartón de donde cortamos la llave, obviamente de los colores del cuento.  No es hasta que comenzamos a reciclar que nos damos cuenta de la gama de colores que existen en las cajas que tristemente llegan a la basura si no las cogemos a tiempo.  Veamos a continuación:

Anuncios