Los estudiantes leyeron el cuento titulado El roble rosado en la clase de español.  Pero ellos deseaban escribir un cuento relacionado con el roble.   Así que escribieron un cuento y además le hicieron las cubiertas a su libro para luego encuadernarlo.  Fue una actividad muy divertida para ellos porque lo escribieron en las computadoras de la biblioteca y lo ilustraron.

Perdamos el miedo al aparente desorden que se forma.  Eso se recoge. Que nos ofrece más trabajo si, pero también muchas gratificaciones.

Anuncios