Los niños de K-3 cubren los animales de la granja en su respectivo currículo. Cuantos cuentos al respecto existen y sino escribimos uno … ¿por qué no? En esta ocasión aproveché la oportunidad e hice unos conjuntos de animales en cartón reciclado de diversos colores obviamente relacionados con el color del animal que se señalaba en el cuento.  La técnica que utilicé fue que mientras narraba el cuento ellos hacían el sonido característico de cada animal y alzaban el mismo que fue engrapado a una paleta de madera.  Este trabajo se hizo con la ayuda de las madres voluntarias de la biblioteca.  Ellos tenían que estar atentos para poder alzar el animal correcto y debían conocer el orden de sucesos.  Lo leímos en varias ocasiones hasta ellos pulir la técnica lo que los mantuvo muy alegres durante la jornada.  Al final le obsequiamos un libro a los que estuvieron atentos y otras cositas al resto del grupo.

Anuncios