Ahora que finaliza el curso escolar les exhorto a que durante el verano estén atentos a la publicidad que descartan algunos comercios.  Estas nos pueden ayudar en la decoración de nuestros salones o la biblioteca escolar sin gastar dinero y así ayudamos a reciclar como debe ser nuestro deber. Veamos como yo la utilicé durante este año escolar en la biblioteca y el boletín escolar.

Esto es sencillamente un pedazo de cartón color azul el cual corté con el troquel en forma de libro y le coloqué una ilustración tomada de otra publicidad.  Con un marcador marqué las páginas y el lomo con un pedazo de cartulina.

Escogemos cartones que tengan alguna ilustración y la desprendemos con mucho cuidado.  De esta manera economizamos tinta y obtenemos un trabajo muy colorido sin gastar dinero.
Veamos el resultado final uno muy vistozo y colorido donde vuelvo y recalco gastamos muy poco y ayudamos al ambiente. 
En este tablón tomé publicidad de la que acompaña el periódico que fue en forma de libreta e hice las letras de cartón color negro.
Aquí también tomé publicidad de la que acompaña el periódico en forma de “lap top” y coloqué parte del horario de la biblioteca porque el viernes es horario especial.

En este tablón usé publicidad de una tienda por departamentos que la descartó y aproveché para llevar mi mensaje de Pascua.
Anuncios