Leí a mis estudiantes un cuento titulado Música en el plato relacionado con el tema de la alimentación.  ¡Qué mucho lo disfrutaron!

Y como ya cambiaron la pirámide por el plato, ni corta ni perezosa hice la manualidad de la misma.  Usé cartón de colores para cortar los alimentos.
 
La actividad me tomó dos períodos por la complejidad del proyecto.  Mientras montábamos el plato, discutiamos los beneficios de los grupos de alimentos y relacionabamos la música que emitían los alimentos según el cuento.  Ellos participaron ampliamente en todo momento, algo que me encantó de esta experiencia.

Anuncios